Películas infantiles para ver en familia

Las mejores películas infantiles para ver en familia

El cine, tal como apunta Alfonso Méndiz, Catedrático de la Universidad Internacional de Cataluña, ha sido casi desde sus orígenes el medio de educación informal más poderoso que ha existido. Dicho poder, complementa el autor, consiste tanto en su gran capacidad socializadora y legitimadora y como en su tremendo poder de sugestión y de influencia sobre la personalidad.

En efecto, son muchas las creencias, pautas de comportamiento, actitudes y convicciones que han sido impulsadas desde el séptimo arte y son justamente esos antecedentes los que han llevado a Méndiz a desarrollar la siguiente idea: utilizar el cine para transmitir valores y estilo de vida positivos relacionados con la institución familiar.

¿Qué mejor manera de lograr esto que a través del propio núcleo familiar? Por eso, en esta oportunidad te presentamos las mejores películas infantiles para ver en familia, las cuales, además, traen consigo importantes mensajes de reflexión que servirán tanto a tus hijos como a ti mismo.

Del Revés/Inside Out (2015) – Pete Docter

La trama de Del Revés se centra en Riley y en el traslado de su familia hacia un nuevo hogar. La sensación de incertidumbre, el miedo a ser rechazada en el colegio, la tristeza de dejar a sus amigos atrás y las formas de afrontar los sentimientos más intensos son temas abordados en la película.

Es una excelente alternativa para reflexionar con los más pequeños acerca de sus emociones. La película permite contemplar la utilidad de la tristeza, el papel de los recuerdos en la personalidad y, sobre todo, el rol protector del núcleo familiar.

El libro de la vida (2014) – Jorge R. Gutiérrez

Desde una perspectiva distinta, El libro de la vida también reflexiona sobre la familia. Las expectativas de los padres, la libertad de los hijos, son dos extremos que se exploran en la historia de Manolo Sánchez, miembro de una familia de toreros que realmente desea convertirse en músico y no en un asesino de animales.

Se trata de un film que permite reflexionar, tanto a padres como a hijos, sobre el significado del cariño familiar y su carácter incondicional. Es una cinta divertida que también permite reflexionar sobre la valentía, sin mencionar las incontables risas que genera a grandes y chicos.

Mira aquí la lista de las 7 mejores películas de risa que deberías ver.

Descubriendo a los Robinsons/La familia del futuro (2007) – Stephen J. Anderson

El largometraje de Anderson de 2007, Descubriendo a Los Robinsons, se centra en Lewis y un misterioso chico del futuro llamado Wilbur Robinson. Lewis es un chico huérfano que además es un genio de la tecnología capaz de inventar una máquina del tiempo gracias a su constancia y gran intelecto.

La película nos habla acerca del desamparo pero también sobre la perseverancia. Con una frase inmortal de Walt Disney, “camina hacia el futuro” la película transmite el esperanzador mensaje de que incluso en los momentos de mayor oscuridad, el fracaso es una señal de que las cosas pueden mejorar.

El Alucinante mundo de Norman/ParaNorman (2012) – Sam Fell

El Alucinante mundo de Norman nos habla acerca de los prejuicios y los peligros del temor irracional. Norman es un chico peculiar que posee habilidades paranormales. Debido a sus dones (poder hablar con los muertos) Norman es poco comprendido, excluido y tratado como un bicho raro.

Esta cinta es una brillante argumentación sobre los peligros de la ignorancia y el rechazo irracional a quienes sean diferentes. Grandes y pequeños pueden disfrutar esta maravillosa película hecha mediante la técnica de stop-motion.

El viaje de Chihiro (2001) – Hayao Miyazaki

Casi todas las películas dirigidas por Miyazaki son perfectas para verlas en familia. No obstante, si estás pensando en crear recuerdos entrañables, El viaje de Chihiro es la película adecuada. Con unos personajes a la vez complejos y sublimes, una trama profunda y una hermosa banda sonora, esta película es una victoria de la fantasía y el amor a la vida.

El viaje de Chihiro interpela a niños y adultos respecto al significado de la propia identidad, el sentido de la responsabilidad, sobre el amor y sobre la resiliencia ante momentos de extrema dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.